El coma periodístico de “Schumi”

Para leer y llevar


Hace aproximadamente una semana me desperté con uno de los mejores rumores que hubiese podido escuchar hasta ese momento: Michael Schumacher, siete veces campeón de Fórmula 1, salía del coma en el que se encontraba. Recordemos que el 29 de diciembre del año pasado, “Schumi” sufrió un accidente de esquí en los Alpes Franceses, el cual lo ha dejado inconsciente. Desde ese entonces algunos medios de comunicación han especulado con información inexacta acerca de su salud y, esta vez, no fue la excepción.

La noticia tuvo su origen en las supuestas declaraciones de la representante de Schumacher, Sabine Kehm, al canal de televisión alemán RTL. En ellas, aseguraba que el piloto de Fórmula 1 había despertado del coma e incluso había reconocido a su esposa. No pasó mucho tiempo para que medios como el magacín ruso Gazeta.ru o La Gazzeta dello Sport (Italia) empezaran a propalar la información a través de redes sociales e Internet. Los medios peruanos no fueron la excepción. A poco de filtrarse este rumor en todo el mundo, algunos de nuestros medios periodísticos titulaban de la siguiente manera: “Michael Schumacher salió del coma y reconoció a su mujer” (RPP);  otros, mucho más recatados y utilizando verbos condicionales, colocaban lo siguiente: “Michael Schumacher habría despertado del coma” (diario La República); otros,  en cambio, no citaban la fuente de la que provenía la información: “Aseguran que Michael Schumacher habría salido del coma”. Minutos más tarde y con todo el ajetreo que trae consigo la verificación de una información, una periodista del diario más popular de Alemania (Nicola Pohl), Bild, se encargaría de confirmar lo que la mayoría de lectores (incluyéndome) nos temíamos: los rumores eran falsos. Es más, aparentemente, la noticia nunca fue confirmada al canal alemán que la empezó a esparcir.

twitter

Minutos después de lo publicado por Nicola Pohl,  la mayoría de medios (por no decir el 100%) cambiaron su titular y la información de la noticia, aclarando obviamente el contexto y la confusión de la información.

Todo esto solo nos lleva a una pregunta: ¿a qué retos nos estamos enfrentando el día de hoy los comunicadores, específicamente los periodistas? La tecnología, que tiene un desarrollo muy acelerado, está provocando que las personas puedan realizar sus tareas de una manera mucho más sencilla y rápida. Estos cambios también están afectando nuestra personalidad, como plantea el escritor Nicholas Carr en su libro ¿Qué está haciendo internet con nuestras mentes?: nos está haciendo mucho más impacientes. Es así que los periodistas tenemos que hacerle frente a la inmediatez y a la abundancia de información para poder saciar de alguna manera la necesidad del público al que nos dirigimos, esa necesidad de estar informados en tiempo real. En ese sentido, si lo más valioso que tiene un periodista es su palabra y de ella nos valemos para poder transmitir un mensaje, ¿estamos descuidando la razón de nuestra profesión?

Si bien es cierto que la rectificación llegó a tiempo, muchos medios patinaron en cuanto a la exactitud de la información. Podemos equivocarnos de manera más inmediata, ¿pero podemos también corregir un error de tal manera que no pueda ser percibido por nuestra audiencia? Al parecer sí, ya que la mayoría de fuentes consultadas para este artículo han sido borradas y, en algunos casos, se rectificó la información que contenían.

3 thoughts on “El coma periodístico de “Schumi”

  1. Hay mucho para reflexionar sobre este tema, vemos como la tecnología nos abruma, pero tambien, ayuda a corregir los errores.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s