¿Dónde están las bicis?

Esloquehay


El jueves de la semana pasada intenté salir temprano de la oficina. Quería aprovechar para leer un libro y descansar. Salí rumbo a mi casa y casi a cinco cuadras de llegar quedé atrapada en medio de un mar cubierto de autos, conductores adormilados y contaminación sonora. Miraba por la ventana, me agarraba la cabeza e intentaba encender mi celular pero la famosa Ley de Murphy me lo impidió. Los autos avanzaban cada 15 minutos. Me parece increíble cómo las personas entramos en esta suerte de desesperanza aprendida, situación que debilita nuestro entusiasmo porque no podemos materializar una solución para este tráfico. Realidad que nos lleva, irremediablemente, a perder nuestro tiempo. Estuve casi una hora y media intentando no enfurecer, calmándome para no dejar el auto en medio de la calle y salir corriendo.

Zambullida en la conspiración de autos inmóviles, en esta huelga de timones, en la fila de luces, pensé en lo maravillosa que sería Lima si tuviera una red de ciclovías acondicionadas para que personas como yo dejen de detestar su ciudad a causa del tráfico. Ciclovías que encajen perfectamente con la mecánica del día a día, como en grandes ciudades como Ámsterdam donde existen más de 600 mil bicicletas para 750 mil pobladores; Trondheim, en Noruega, que hasta cuenta con un ascensor para que casi 30 mil ciclistas al año puedan subir una empinada cuesta de 130 metros; o Barcelona, que ha implementado una  genial iniciativa de alquiler de bicicletas distribuidas en estaciones en puntos clave llamada Bicing.

Si Lima llama la atención por su gastronomía y por su historia, ¿por qué no puede ser bike friendly? La gris tiene el potencial de convertirse en una ciudad de ciclistas apasionados que pedalean hacia la vida. Los distritos de Miraflores y de San Borja, a través del alquiler de bicicletas y bicisalidas diurnas y nocturnas, ya se unieron a esta intención.

Existen diferentes iniciativas que promueven el ciclismo urbano. Actibícimo es una de ellas. Este grupo tiene casi cuatro años en Lima y motiva por redes sociales a que los primeros jueves de cada mes las personas salgan en bicicleta junto con sus amigos a pedalear por una ruta estipulada y vigilada por ellos.

El resultado de estimular el uso de la bicicleta sería la reducción de la contaminación y el aumento de personas más sanas. Quien se monte a una bicicleta no sufrirá de la columna ni de las rodillas y su estrés desaparecerá. Además, es un excelente ejercicio cardiovascular. Quizás hasta podamos seguir la moda francesa y nos lleguen a pagar algún día un “extra” si llegamos en bicicleta a la oficina. Los trabajadores reciben 3.15 euros diarios por  tener su la bicicleta como medio de transporte.

biclaEl sueño de una plaga de bicicletas en Lima es bastante utópico; sin embargo, podemos empezar por nosotros mismos. Usemos la bicicleta para trasladarnos a lugares cercanos y asegurémonos de viralizar esto entre nuestra familia y amigos (somos buenos en ello). Quizás sea el punto de partida que necesitamos para emprender un gran cambio.

Déjenme soñar.

 

5 thoughts on “¿Dónde están las bicis?

  1. Excelente columna, una fresca reflexión acerca de un problema actual con posibles soluciones. Como siempre, Vanessa supera la ficción teorética con la realidad adelantada por el sentido común, de pronto el comunicador “comunica”. Me gustó mucho, felicitaciones!

  2. Hola Vanessa la movida ciclista en Lima esta creciendo a paso lento pero seguro. Al igual que tú, nosotros creemos que es necesario empezar a promover el uso de la bicicleta como medio de transporte. Desde el círculo ciclista protector de las huacas, por ejemplo, creamos una serie de actividades vinculadas a este gran objetivo y a la revalorización de nuestro patrimonio. Creemos además que es necesario crear redes que permitan unificar esfuerzos de los diversos clubes de ciclismo que hay en Lima y así pode visualizar este gran grupo humano que cree en una ciudad acorde con nuestra raíces ecológicas milenarias. Nos vemos en la ruta!

  3. Ya está comenzado a pegar “la plaga de las bicicletas”. Paseate por Larco-Arequipa temprano (9am) y verás que MUCHA gente se mueve en bicicleta. Solamente falta pintar un carril rojo en todas las calles restantes de Miraflores y BOOM.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s