Tantas veces tú, mujer

Para leer y llevar


Lisbeth Salander, el mágico personaje creado por el extinto periodista Stieg Larsson, remece las calles de Lima. Llama la atención, así como en la trilogía Millenium, por sus piercings, tatuajes y su cabeza casi rapada. Ella, de contextura delgada y muy confundida entre la población peruana (no es muy alta), no se amilana ante nada. Si hay algún hombre que intente piropearla o que trate de agredirla verbalmente o sexualmente por los distritos por los que pueda transitar, especialmente por Jesús María, San Borja, Miraflores o San Isidro, caerá porque ella no cree en nadie y detesta a los hombres que tratan de abusar de las mujeres. Hace no mucho tatuó en su agresor la siguiente frase: “Soy un cerdo sádico y violador” para que no vuelva siquiera a mirarla. Lisbeth es Lisbeth. ¿Será acaso que nosotras las mujeres necesitamos a alguien similar para defendernos? ¿O es que acaso deberíamos intentar ser como ella?

Hace pocos días, la actriz Magaly Solier sufrió una agresión sexual cuando un hombre se masturbó detrás de ella en la estación Aramburú, en el Metropolitano. La noticia, con el transcurrir de los días, empezó a tomar más fuerza y algunos datos muy importantes salieron a la luz, como por ejemplo que 9 de cada 10 mujeres entre los 18 y los 28 años es víctima de tocamientos indebidos, masturbación y frotamientos, entre otros, según un estudio realizado por el Colectivo Contra el Acoso Callejero. Este mismo estudio también reveló que todo esto sucede en el transporte público. Sin embargo, al leer muy detalladamente sobre el tema, me di con la sorpresa que el Congreso está analizando la posibilidad de crear una ley en contra del acoso callejero. La congresista Rosa Mávila es la impulsora de esto. Por si no fuera suficiente, tal y como lo mencioné anteriormente en una de mis columnas, la idea de la campaña #Bringbackourgirls surgió de un abogado. En este caso, una congresista es la que está proponiendo la creación de una ley. ¿Dónde estamos los comunicadores?

Si bien es cierto se han realizado campañas a nivel internacional al respecto (en Argentina, Honduras, Bélgica y Chile), en nuestro país la iniciativa procede de un grupo de docentes, quienes a través de sus alumnos crearon el blog Paremos el Acoso Sexual Callejero. Sería bueno incentivar campañas como la que se produjo en Argentina, donde colocaron afiches (como los que adjunto) en la vía pública para tratar de sensibilizar a los hombres.

El acoso sexual forma parte de la vida de una mujer. Cada una de nosotras ha pasado por esto. La historia vuelve a repetirse sin ninguna solución. ¿Hasta cuándo?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s