Ponte serio: marcas que cambiaron de nombre

Tinta verde


La semana pasada hablaba con unos amigos que acababan de adoptar un gato como mascota y le habían puesto de nombre “Gato”. Cuando les pregunté por su verdadero nombre se rieron. Ahí entendí que en realidad se llamaba “Gato”. Me comentaron que no querían complicarse buscando el nombre adecuado y que además “Gato no era un mal nombre”. Se nota que no han leído El Principito.

Mientras nos burlábamos inventándole posibles nombres al felino, alguien comentó que tenía unos amigos que durante los tres primeros meses de nacido no habían definido el nombre de su bebé y lo llamaban “El bebé”. Eso sí me pareció un poco más grave. Fue entonces que me puse a pensar sobre lo difícil que puede ser, en ocasiones, encontrar el nombre perfecto para algo o alguien, pues mucha gente cree que el nombre que se atribuye a un objeto, un animal o una persona influirá en la percepción que la gente tenga sobre éste y, por ende, afectará su desarrollo. ¿Será así?

Eso me llevó a pensar en el cambio de nombre de “E. Wong”. ¿Se acuerdan cuando le quitaron la “E”? Fue un asunto de carácter nacional y seguro que (al menos en los primeros años) la percepción de la gente sobre estas tiendas cambió.

Me puse a buscar qué otras marcas famosas se llamaban de forma distinta a como las conocemos ahora y llegué a una lista no tan corta. Aquí los ejemplos más resaltantes:

  • Antiguamente Google se llamaba Back Rub.
  • Sony se llamaba Totsuko.
  • Amazon se llamaba Cadabra.
  • LG se llamaba Goldstar.
  • IBM se llamaba Computing Tabulating Recording Company (CTR).
  • Vodafone se llamaba Airtel.

No puedo dejar de mencionar el recordado caso de Mitsubishi Pajero, que para los países hispanohablantes tuvo que cambiar de nombre y llamarse Montero. Las razones son obvias.

Los músicos no son la excepción:

  • The Beatles antiguamente se llamaban Johnny and the Moondogs.
  • U2 se llamaba The Hype.
  • Oasis se llamaba The Rain.
  • Coldplay se llamaba Starfish.
  • Los Red Hot Chili Peppers se llamaban Tony Flow and the Miraculously Majestic Masters of Mayhem.
  • Los Beach Boys se llamaban The Pendletones.
  • Led Zeppelin se llamaba The New Yardbirds.
  • Nirvana se llamaba Pen Cap Chew.

¿Qué fue lo que los llevó a esta decisión? No en todos los casos se sabe. Algunos hablan de cambios de accionistas, otros de fusiones y otros especulan que simplemente estudiaron mejor la percepción que tendría (tuvo) la gente según sus antiguos nombres y así decidieron evolucionar(los).

Existen casos todavía más resaltantes de marcas que cambiaron de categoría de productos y, sin embargo, mantuvieron su nombre original. Es el caso de Nokia, que en sus inicios fabricaba papel y neumáticos. La anécdota más recordada de este cambio fue que en una conferencia de prensa, uno de los voceros de Nokia dijo que no estaban cambiando de giro de negocio, sino solo de presentación porque seguían trabajando en comunicación.

Sabemos también de casos en los que esta estrategia no ha funcionado. ¿Alguien recuerda cuando LG trajo al Perú su pasta dental? Guácala. “Sabía a televisor oxidado”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s