Papá “clásico”

Hector Mendoza


Se acerca el día del padre y es difícil dejar de mirar la publicidad dirigida al “hombre de la casa”. Esto nos puede llevar a reflexionar sobre los mensajes que nos brinda la comunicación, patrones asumidos como “normales” y que son perennizados en nuestra sociedad.

Mi papá, quizá como el de muchos de ustedes, no es el típico hombre que aparece en muchos de los spots de publicidad. Se hizo padre a sus 40 y pico de años, consideraba que no debía ingresar a la cocina y sus rasgos físicos no están alineados con los modelos que aparecen en las grandes cadenas de tiendas por departamento.

Un estudio realizado por la universidad de Glasgow sobre los rostros en el mundo revela que el rostro promedio del peruano es muy distinto a lo que nos ofrece la publicidad. El peruano promedio es mestizo, de cabello negro lacio, tez más cobriza, ojos más cerrados, etc. Si veo este tipo de imágenes, ¿qué puedo decirme a mí mismo? ¿No tengo papá?

Este es un tema referido a la aspiracionalidad (no la que imaginan), que apunta a lo que las personas “desean” ser, pero muchos peruanos no necesariamente desean ser así. Más bien “alguien” les ha sugerido que así deben ser para que sean más valorados.

Sin embargo, si bien este es un tema pendiente en la agenda publicitaria, no todo son malas noticias. La publicidad va cambiando los roles que ofrece de los padres. Poco a poco van quedando atrás las imágenes de los proveedores (padres rudos, ausentes y machistas) para dar cabida a imágenes de padres que cambian los pañales a sus hijos (papel higiénico Elite), que asumen el desafío de criarlos solos (San Fernando), que son padres en su adultez (Telecom), con orientaciones sexuales distintas (ILGA), que se emocionan por ser padres (Huggies), que siguen siendo nuestros héroes (Coca Cola), que juegan con nosotros (Sprite), que aceptan nuestras diferencias (Movistar), que pese a sus limitaciones darían la vida por uno (Seguros Tailandia) y que, conociendo todas las tareas y retos, asumen nuevamente la paternidad (Coca Cola)… Es muy probable que en estas nuevas lecturas sí nos identifiquemos y podamos decir: ¡Feliz día, papá!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s