Fidelidad extrema

Para leer y llevar


Si hay alguna característica que pueda definir bien a los nacidos bajo el signo de Sagitario, esa es la fidelidad. Es decir, esa lealtad y respeto hacia otra persona, pero también hacia alguna “cosa”. En estos días, como bien lo ha mencionado Vanessa Carrilo en una de sus columnas, es muy difícil serle fiel a alguien y a algo en un mundo donde todos “quieren vivir el momento”.

Para las empresas y los medios de comunicación cada vez es más difícil poder crear algún tipo de relación con su público, específicamente esa lealtad hacia un programa o hacia un producto. Esto, debido al nuevo papel que ha adquirido el nuevo consumidor.

Pues bien, me considero un espécimen raro. Yo sí soy fiel.

El fin de semana pasado realicé uno de los mayores placeres que una mujer pueda tener: ir de compras. Comprar no significa ir a un determinado centro comercial y adquirir un objeto de manera muy simple. Para nosotras, ir de compras es todo un ritual: significa observar, preguntar, regatear (rara vez), sentirse insegura porque deseas llevarte todo para, finalmente, adquirir un determinado producto. El fin de semana realicé uno de mis mayores placeres: adquirí mi noveno par de zapatillas en un año.

Desde que tengo uso de razón, he usado zapatillas Nike la mayor parte de mi vida deportiva (que empezó cuando tenía 15 años) y hace seis años llevo comprando par tras par y adquiriendo siempre los últimos modelos (algunos, inclusive, de oferta). Recuerdo que mi primer par fue de color marrón y con resorte. Ya después vendrían las famosas Airmax. Lo que más me hace feliz de adquirir un nuevo par de zapatillas Nike es el diseño y el producto como tal, ya que son reiteradas las veces que (creo) me han salvado de algún accidente y, adicionalmente a ello, siento que mis pies están envueltos en algodón. Mi vida deportiva era un completo caos hasta que llegó Nike.

Muchos tal vez piensen que estoy loca (a veces pienso que tengo más pares de zapatillas que de zapatos), pero esta empresa ha creado un vínculo muy fuerte conmigo desde el primer par. He usado muchas zapatillas de otras marcas, pero no he tenido la misma sensación ni el mismo resultado. Los productos de las otras marcas no llamaban mucho mi atención y, en algunos casos, se rompieron a los meses de haberlos utilizado.

En un mundo donde ya nadie es fiel, donde las empresas contratan a personal que pueda darles nuevas ideas para poder llegar hacia otros clientes, Nike y yo estamos todavía estamos unidos, hasta que alguna marca (lo cual veo muy complicado), nos separe.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s