El último control

Hablando del Orinoco


Cuando se acaban las clases uno siente alivio, paz y tranquilidad, sobre todo al saber que no lidiará más con galifardos a quienes se les saca el jugo y con quienes se saborea el sufrimiento. Pero también embarga el vacío y la tristeza porque, muy en el fondo, te encariñas con tus chicos y chicas por más canas verdes, arrugas y ojeras que saquen. Lo más bello de ser profesor es compartir filias y fobias, dialogar con pares y contar con un laboratorio de experimentación. Yo elegí el Periodismo en el sexto ciclo de carrera en vista de mi nulo talento para la realización audiovisual, pero también porque me gusta escribir. La frustración me ha llevado a la venganza máxima: ser profesor de Historia del Cine. El sueño de estudiante se ha hecho realidad y trabajo en lo que más me gusta: ver y compartir una cantidad innumerable de películas. Y encima me pagan por eso. Es decir, me pagan por no trabajar (pero no se le cuenten a mi jefa).

El cine es un vicio con el que no es fácil convivir. Porque cuando yo quiero disfrutar de Las amargas lágrimas de Petra Von Kant (R. W. Fassbinder, 1972), mi esposa quiere ver Thor: El mundo oscuro (Alan Taylor, 2013) porque sale el “papirriqui” de Chris Hemsworth. Y así no juega Perú (así juega Brasil, je).

En el último control de lectura del curso, el profesor Juan Carlos Martínez (mi amigo, socio creativo y colega) y yo tratamos de poner en aprietos a los alumnos con una sola pregunta: “¿Qué es el cine?”. Más de una respuesta ha merecido el máximo puntaje, pero una de ellas, la de José Manuel Rodríguez, merece un aplauso. La copio con algunas modificaciones de estilo:

“Cuando era pequeño (ojo que no dije chiquito porque chiquito no he sido nunca), mis viejos no tenían plata para llevarme al cine ni para comprar un televisor o un VHS. Sin embargo, cuando en mi cumpleaños número siete me regalaron un VHS y una cinta de Hércules, me dije: “Dios mío, ¿esto me he perdido todo el tiempo?”. Posteriormente nuestra situación económica mejoró, adquirí más películas y visité más veces el cine. La primera calata que vi fue a Angie Cepeda en Pantaleón y las visitadoras. La primera flaca a la que besé se sentó conmigo durante Mini espías. Conforme crecí me vi representado en Porky’s  y American pie. Por eso, después de 21 años de haber consumido miles de películas, puedo decir que el cine es genialidad. Es la manifestación más cautivante, interesante y directa del intelecto humano y de la creatividad, por debajo de la literatura claro, pero que lleva al espectador a manifestar diferentes sensaciones.

El cine es un mundo de sueños porque la vida, en sí, está llena de monotonía, rutina e intervalos vacíos. Pero en el cine todo puede suceder. Cuando era chibolo jugaba a ser El padrino, me ponía un terno de mi viejo y llenaba mis cachetes con algodón. En el colegio, armado con un palo, fingía ser Obi Wan o algún otro jedi. Con mis amigos soñábamos viajar en motocicleta al estilo Easy rider, jugar a la ouija para ver si quedábamos como la chibola de El exorcista, comprar una espada en el barrio chino para alucinarnos Los siete samuráis, usar esos lentes grandes de Woody Allen y volvernos revolucionarios como en Diarios de motocicleta”.

Si la literatura es mejor que el cine es un tema para discutir. En mi opinión, la música, el cine y la literatura tienen el poder de destruir la monotonía. El arte no se consume: se vive. Por eso, textos como el de José Manuel provocan una sonrisa y hacen sentir que valió la pena tanto sufrimiento y humillación. Gracias, chicos.

© Apéndice de Bork. 2014

cine

3 thoughts on “El último control

  1. Que lindas palabras, su lado feeling en su máxima expresión.Gracias por todo profe. Éxitos, nos vemos en diseño!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s