Disciplina a la peruana

Para leer y llevar


¿Cómo somos los peruanos? Es 29 de julio y aprovecho estos días para pensar sobre nosotros como conjunto. Sé por algunos amigos extranjeros que somos amigables, hospitalarios. Por el contrario, entre nuestros defectos pueden encontrarse nuestra “viveza” y falta de disciplina. Esa de la que tanto escuchamos cuando somos eliminados de alguna competencia importante.

Hace aproximadamente dos semanas el mundial de fútbol llegó a su fin. Todos alabaron la constancia, el orden y la entrega del equipo alemán para alzarse con la copa del mundo en Brasil, algo que ningún equipo europeo había hecho. Esa disciplina que consistió en no ver muy seguido a sus familias, en levantarse temprano, en estar lejos de su país y de sus costumbres durante un mes. Todo eso se vio recompensado con la entrega del premio máximo. Además de la perseverancia y de la paciencia, Alemania no había llegado a otra final desde el mundial Korea-Japón del 2002, cuando perdió contra Brasil 2 a 0. Desde entonces, ha tratado de perseguir la gloria, pero su esfuerzo era “recompensado” con terceros lugares. Cansados de ello, decidieron renovar su selección y su disciplina fue más constante.

Una de las selecciones que dio la sorpresa en este torneo fue la de Costa Rica, que llegó a las semifinales y perdió por penales contra el gran equipo holandés. El gran recorrido de esta selección fue admirable: salió airosa de la fase de grupos al derrotar a Uruguay, Italia y empatar con Inglaterra. Después del mundial, su técnico Jorge Luis Pinto no renovó contrato y ha sido duramente criticado por la prensa y por sus ex jugadores debido a su disciplina.

Yo soy de las personas que cree que cualquier meta que nos tracemos debe estar acompañada de una disciplina constante. ¿En qué consiste esto? Por ejemplo, si deseo bajar de peso deberé cuidar la alimentación y adicionalmente realizaré alguna actividad deportiva. El complemento de ambos traerá consigo resultados. Pero, ¿qué solemos hacer nosotros los peruanos? Lo primero es aplazar la fecha de inicio. Así el mañana se convertirá en pasado mañana. Después, un día comeremos bien y al día siguiente volveremos a la rutina.

La disciplina como conducta no debería ser mal vista. En ese sentido, creo que el trato que está recibiendo Jorge Luis Pinto es injusto ¿Por qué ahora, después del gran resultado, salen todos y arman un escándalo?  No quiero justificar su mal trato (como lo afirman sus cocineros y asistente), pero cuando se disputa un torneo con los mejores del mundo y tienes en tu grupo a campeones como Italia, Inglaterra y Uruguay, pues vas a estar tenso y nervioso porque estás jugando algo mucho más que dinero: juegas tu dignidad y tu orgullo. Esos que por estas fechas celebramos. Tal vez, el reto estará en buscar ese equilibrio entre la disciplina y el buen trato. Esa que nos hará llegar más lejos.

One thought on “Disciplina a la peruana

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s