Arguedas se revuelca en su tumba

Hector Mendoza


David Berlo en El proceso de la comunicación expone que existe una triada indivisible y muy poderosa entre informar, persuadir y entretener. Es muy poco probable que estemos siempre alertas o viendo las referencias “ocultas” e interpretemos los estereotipos y discriminaciones detrás de cada mensaje. Muchos de ellos no tienen esos matices de manera consciente. Quizá por ello, las personas que observan La Paisana Jacinta piensan que es divertido y consideran que no hacen una lectura estereotipada ni discriminadora del peruano de origen andino. “Es una broma”, “jamás trataría o pensaría de esa forma de una persona andina”, son las respuestas que se escuchan de las personas que miran estos programas y de sus realizadores. No obstante, cuando la broma pasa a convertirse en la articulación y comprensión de lo real, estamos frente a un grave problema.

arguedasEsta edición pirata del libro de Arguedas, subida por un sorprendido usuario a las redes sociales, refleja que para su diseñador/a Jacinta representa al poblador del ande y Meier al  limeño más típico (esto último estaría alineado con la mirada publicitaria de muchos catálogos de tiendas por departamento) por solo mencionar las incongruencias más evidentes.

Alguien dirá que se trata de una broma. No obstante, si caminamos por las calles, libros formales y piratas presentan imágenes y textos que discriminan a unos y valorizan a otros. Nuestro trato también lo refleja: la forma cómo se discute, cómo estamos a la defensiva cuando vemos a una persona con determinada “apariencia” delata nuestros estereotipos que nacen de lecturas inconscientes cuando nos entretenemos o escuchamos en casa frases de corte racista, en un país que “se vanagloria” de sus distintas mezclas étnicas (o al menos debería).

En las aulas tenemos la oportunidad de llegar a distintas reflexiones, pero implica un ejercicio profundo de nuestros propios estereotipos y estigmas para poder ofrecer nuevas miradas, más amplias y tolerantes a otros. El reto es grande y la lucha constante pues en un semestre no se pueden cambiar años de estereotipos. Sin embargo, puede plantarse la primera piedra para pensar distinto… siempre que la persona quiera y los docentes nos demos cuenta y nos preparemos para ello.

One thought on “Arguedas se revuelca en su tumba

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s