¿Ya te mojaste… por gusto?

Todo tiempo pasado fue mejor


En las últimas semanas he visto una cantidad incontable, casi insufrible y en muchos casos “bastante idiotas” de videos de artistas, políticos, socialites y gente común parándose frente a una cámara y lanzándose baldes llenos de agua helada. ¿Ustedes también los han visto? Basta con entrar algunos minutos a Facebook, Youtube o cuanta página web de noticias intrascendentes exista para encontrarse con algo como lo descrito. Hagan el intento, siguen ahí y mi predicción es que seguirán por mucho tiempo.

La campaña del #icebucketchallenge ya lleva cerca de dos meses y seguramente para la entidad que busca recaudar fondos para investigar sobre la enfermedad llamada Esclerosis Lateral Ameotrófica (o ALS por sus siglas en inglés) ha sido un total y absoluto éxito. Me imagino que todo comenzó con la idea de crear conciencia sobre lo poco que se conoce sobre esta enfermedad y lo necesario que es un incentivo económico para impulsar la investigación y buscar mejoras en los tratamientos y una posible cura, pero ¿realmente todo este alboroto mediático era necesario?

Estoy casi seguro que los organizadores de la iniciativa jamás imaginaron lo que estaban a punto de crear: un monstruo viral en Internet de consecuencias difíciles de medir. Lo positivo, definitivamente, es que han recaudado cerca de 100 millones de dólares. Como campaña y cumplimiento del objetivo económico es un hit, pero tengo dudas sobre si realmente ha creado conciencia de lo que la enfermedad implica para quienes la sufren. El problema radica en que muchas personas se han quedado en el detalle de “retar a otro a tirarse un balde de agua helada en la cabeza” y ni donan dinero ni llegan a averiguar por qué hacen lo que hacen. Eso es lo peligroso de todo: encontrar el verdadero significado de la campaña.

Recuerdo que hace muchos años yo conocí la enfermedad a través, quizás, de la personalidad más famosa que lo padece: el científico Stephen Hawking (que obviamente también se sumó a la campaña), por lo que cuando me enteré que el mundo estaba metido en esto mi primera pregunta fue: ¿qué tiene que ver tirarte agua helada encima con la enfermedad?. Pues nada, ni siquiera tiene relación con alguno de los síntomas, que fue lo primero que imaginé. Entonces, ¿por qué lo están haciendo? ¿Es una moda, es algo divertido para hacer en grupo, es algo que genera fama instantánea para los que lo hacen? Tal vez lo sea. Los que lo hacen sin donar, puede que no hayan investigado lo suficiente, pero los que lo hacen y donan deben tener algo que yo llamo “síndrome Teletón”. ¿En qué consiste? Pues en que “donar dinero anónimamente” no es suficiente, sino que tengo que hacerlo mientras la gente me ve. Yo admiro mucho más a los que han donado y no han realizado videíto luego de hacerlo. Eso demuestra un mayor compromiso. Pero claro, a esos nadie los conoce porque no son trending topics.

La campaña ya pasó de viral a moda y ha derivado en cosas cada vez más disparatadas y creativas. No estoy en contra de las acciones que realice la gente para donar dinero a nobles causas; estoy en desacuerdo con el simplemente hacerlo gastando agua limpia en el proceso y desconociendo por completo por qué lo hacen. Basta de gastar agua, por favor. Donen en seco.

One thought on “¿Ya te mojaste… por gusto?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s