10 minutos diarios

Esloquehay


En el transcurso de nuestras vidas llegan personas que nos marcan de una forma extraordinaria, otras simplemente pasan desapercibidas y ni nos acordamos de ellas. Es importante que podamos notar el valor de estos seres iluminados que tienen mucho que aportar en nuestro crecimiento profesional y personal.

Una vida es lo suficientemente rica cuando te rodeas de personas con pensamientos y costumbres diferentes a las tuyas. Agradezco haberme cruzado con personas valiosas que le dan mucha importancia al autoconocimiento y a la concentración en las cosas más relevantes, dejando de lado temas banales que lo único que hacen es enfermarnos. El tráfico, la bulla, las clases, los exámenes, el trabajo, entre otros… solo generan malestar.

El ser humano tiende a agrandar sus problemas más de la cuenta, cuando lo que debe hacer es minimizarlos y entender que todo es pasajero. Nos hemos olvidado de respirar. Claro… uno respira todo el tiempo para sobrevivir, pero me refiero a ese respiro que te permite conectarte con lo que te rodea sin dejar que nada te preocupe.

Andy Puddicombe, fundador de Headspace (plataforma que proporciona sesiones de meditación guiadas a quienes se la descargan), es un exmonje budista que intenta dar a conocer lo importante y lo fácil que es refrescar tu mente durante 10 minutos al día. Esto se debe a la consciencia que tenemos de experimentar el hoy y el ahora.

Partamos por saber qué es meditar. Uno normalmente piensa que es desconectarse del mundo. Pero la palabra meditación, que proviene del latín meditatio, se refiere a un ejercicio intelectual. Es una práctica que describe un estado de atención concentrada sobre la misma consciencia. Tiene en cuenta que existen estímulos externos que están ahí… afuera, que son reales y que no harán nada mientras nos concentramos en nuestra respiración.

La mayoría de nosotros no medita y se expone a un mundo agitado viviendo el día a día. Al finalizar nuestra jornada diaria muchos terminan exhaustos y tensionados. Perdemos el foco de nuestra vida y quizás la motivación. ¿Qué hacemos para aliviar esto?

Meditar no significa rezar. Esta práctica ejercida por más de 5000 años, tiene como fin la salud mental y espiritual. ¿Qué conseguimos con 10 minutos diarios? Agudizar nuestra memoria, mejorar nuestra inteligencia emocional, nuestro sistema inmunológico, conocernos a nosotros mismos, mejorar nuestro desempeño en los estudios y en el trabajo. Disminuiremos el mal que aqueja a nuestra generación: el estrés.

No esperemos estar agobiados ni cumplir 40 años para hacer cambios importantes en nuestra vida. Empecemos por hoy. Busca un lugar tranquilo y toma el consejo; yo lo haré.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s