Te boto mi voto

Para leer y llevar


El clima electoral que se respira estas semanas es intenso. Las últimas portadas de algunos diarios hablan sobre la relación que tuvo la reconocida modelo Millet Figueroa y el actor Christian Meier. Tampoco pueden dejar de mencionar las últimas declaraciones de Johanna San Miguel acerca del ´ampay´ que tuvo con el joven actor Stefano Salvini.

Estamos a menos de una semana y probablemente ninguno de nosotros se percate de que las elecciones municipales serán este domingo. Los titulares más explosivos y más leídos no tienen que ver con política, sino con los escándalos que involucran a personajes de algunos realitys. Los peruanos, desde mi percepción, estamos cansados de la política. Esta nos resulta aburrida y genera rechazo. Tal vez por nuestra historia y por las grandes decepciones que nos hemos llevado (después de todo, somos una sociedad sentimentalista).

Cuando llegaba al trabajo leía la columna de Luis Benavente en Publimetro acerca de la decisión final que toma el limeño en las elecciones. Me sorprendió que un 25% recién decida su voto esta semana (es más, creo que dentro de esa cifra me encuentro yo). Me sorprende porque es una cifra considerable y el número de indecisos en algunos casos puede repercutir en la elección de nuestros representantes distritales. Me llama la atención, también, las campañas para conseguir votos y la inefectividad de algunas otras (reflejada en esa cantidad de indecisos).

Pensando y repensando por quién votaré este fin de semana, me puse a pensar en las múltiples opciones que tengo para mi distrito. Pensaba en alguien que pueda resolver el problema del tráfico. Después pensaba en alguien que pueda mantenerlo limpio. Y así llegué a la conclusión que quería a alguien que resolviera una cantidad inmensa de problemas, que no cobre mucho por ello (como la mayoría de clientes) y que, además, lo haga en el menor tiempo posible. Y así me quedé sin ningún candidato (porque no conozco a la mayoría de ellos). Creo que todos nosotros estamos hartos de las promesas incumplidas, pero tengo que reconocer que el factor tiempo mata a algunos postulantes y exalcaldes (que vuelven a postular) al tratar de concebir un plan de trabajo que no pueda realizarse en cuatro años. Esto porque existen algunos problemas y/o obras que no pueden resolverse a la brevedad  y que definitivamente tomarán su tiempo.

Muchos nos hemos olvidado de la magnitud de nuestra decisión este fin de semana. Nos hemos olvidado que vamos a elegir a nuestros representantes distritales y que deberíamos informarnos mucho más.

En el poco tiempo que me queda, me he puesto como meta revisar al detalle cada uno de los planes de trabajo de algunos candidatos y finalmente iré este fin de semana a votar (a conciencia). No me importará si la persona que elija no figure en alguna prestigiosa encuestadora.

Creo que dejaré de leer tanto escándalo y me esconderé para que los medios no puedan llegar a mí y me concentraré únicamente en eso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s