Un momento de reflexión

Molly Rosas


Te levantas hoy en la mañana. Lo más probable es que tengas el desayuno hecho. Vas a estudiar o a trabajar. Todo parece normal. Los problemas a los que te enfrentas en el día a día son solo eso: momentos pasajeros. Hay que asumirlos y manejarlos de la mejor manera.

Probablemente no te des cuenta de que eres muy afortunado.

Hace unos días vi la imagen de una niña siria levantando los brazos en señal de rendición. Ella, con total ingenuidad, confundió la cámara que la retrataba con un fusil. Esta pequeña es tan solo una víctima de la guerra civil que sacude Siria desde hace cinco años. Este, como cualquier otro conflicto, ha cobrado la vida de 250 mil personas y ha afectado a cinco millones de niños. Organizaciones como la ONU están actualmente recolectado dinero para poder ayudar y evitar que se incremente el número de afectados.

No podemos y no debemos ser ajenos a este tipo de problemas. ¿Por qué? Porque gracias al avance de los medios de comunicación y a las nuevas tecnologías podemos ser testigos de lo que pasa en Siria o en Darfur, conflictos que ya tienen muchos años y que no tienen cuándo acabar.

Recuerdo mucho mis clases en la universidad, especialmente aquellas en las que hablábamos de la ética y de pensar en el otro. El filósofo que proponía esto era Charles Taylor. Sin duda alguna debemos ponernos en los zapatos del otro para poder siquiera pensar en el tamaño del conflicto. No se trata de ir a Siria y colaborar. Aunque no sería mala idea. Se trata de conocer al menos ese conflicto y, si hay alguna posibilidad, formar un movimiento en redes (un ejemplo de ello es BringbackourGirls). Además, se trata de pensar en nosotros mismos. Si queremos realmente cambiar el mundo debemos empezar por nosotros mismos. Pensar si lo que realmente estoy haciendo está bien o está mal, si mis decisiones afectan a determinadas personas como mi esposo, madre, amigo, profesor, etc.

Solo será un momento de reflexión. Que este tipo de imágenes nos sirva para poder hacernos más seres humanos y dejar de ser tan robotizados.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s