El origen del escandaloso product placement

Renzo Rojas


La semana pasada vi –por fin– la película Blade runner (¿Ya la vieron? Buenísima). Pero no voy a hablar de la pela en sí para no quemarles el final, sino que hablaré de otra cosa que me llamó mucho la atención de este filme: el product placement. Esta película, de 1982, muestra DESCARADAMENTE la presencia de algunas marcas, principalmente Coca-Cola. No sabía que hacia inicios de los ochentas el placement ya estaba institucionalizado en la industria del cine, así que, con ello, les comparto la curiosidad que resolví al averiguar cuáles son las películas que se iniciaron con esta técnica publicitaria.

Algunos dicen que el verdadero origen del placement viene de la literatura. Muchos publicistas convienen que La vuelta al mundo en 80 días (1873) es la primera obra que incluye alguna marca en su guion. Sin embargo, es difícil declarar esto con certeza. De igual modo, establecer cuál fue la primera película (taquillera) en mostrar una marca es también una tarea compleja.

Para esto, entendamos que hoy el product placement en el cine es un acuerdo entre una productora y una marca para que esta aparezca en el film como parte del guión, permitiendo que la marca gane prestigio por el uso que pueda darle alguno de los héroes de la película. Y claro que hay un pago por ello. Pero volviendo a mi curiosidad inicial, aquí les comparto una lista de diez películas “muy antiguas” que incluyeron la presencia de algunas marcas durante su rodaje.

  1. Uno de los registros más antiguos y NOTORIOS de placement lo realizó la marca de jabones franceses Sunlight Savon apareciendo con un cartel en la película Défilé du 8eme Battilion (1896).
  1. Los chocolates Hershey aparecen en la película Wings, de 1927.
  1. La cadena televisiva NBC aparece en Mr. Smith goes to Washington (1939).
  1. La prestigiosa marca de champagne Cordon Rouge aparece en el clásico Casablanca, en 1942.
  1. La marca de relojes Bulova aparece en Gun crazy, en 1950.
  1. Las motocicletas Vespa aparecen varias veces a lo largo del film Vacaciones en Roma, en 1953.
  1. Coca-Cola tiene una de sus primeras y evidentes apariciones en Birds, de 1963.
  1. Cadillac es una de las primeras marcas en incluir su nombre en el título de una película, con El hombre del Cadillac (1964)
  1. Aston Martin se convierte en el auto soñado luego de su aparición en la película de James Bond, Goldfinger (1964).
  1. Finalmente, en el año 1976 la marca de zapatillas Converse hace dos grandes apariciones: en la película Grease y en Rocky.

Hoy esta técnica publicitaria ha llegado a ser tan valorada (costosa) que se sabe de casos en donde el placement llega incluso a financiar la totalidad del filme, como sucede en la saga Rápidos y furiosos o Transformers, por poner algún ejemplo reciente. ¿Se imaginan cuánto pagó Chevrolet para que Bumblebee sea un Camaro? O, trayendo los ejemplos al Perú, ¿cuánto pagó DirecTv por sus apariciones en Asu mare? Si alguien conoce el dato, juégueselo.

One thought on “El origen del escandaloso product placement

  1. Tuvo también daño a la salud pública cuando Marlboro o en gral los cigarros fueron mostrados en el cine. No sé si alguna película específicamente mostro Marlboro u otra marca, pero el cine ayudo a que fumar sea bacán.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s