El verdadero ganador fue Pacman

Renzo Rojas


Yo poco o nada sé de box, pero coincido con la mayoría de comentarios en las redes sociales al criticar el modo de pelea de Floyd Mayweather, quien solo se dedicó a medir y a esquivar. Sin embargo, esquivar golpes no es lo único que sabe hacer este “humilde” boxeador.

Pese a ser, según Forbes, el deportista mejor pagado del mundo, “Money” genera muy pocos ingresos (comparativamente hablando, por supuesto) por publicidad y auspicios. Prueba de ello son las repetidas ocasiones en las que este boxeador ha salido con trajes “vacíos”, sin ninguna marca que lo auspicie, como claramente puede verse en esta foto.

La razón es clara: ninguna marca (en realidad muy pocas, ya que siempre hay una que otra cazarrecompensas) quiere que se le identifique con esta bestia del box. Y no le llamo bestia únicamente por su rudeza dentro del ring, sino –sobre todo– por llevar esa misma rudeza fuera del cuadrilátero. Mayweather, muy popular por sus excéntricas fotos en Facebook, tiene numerosas acusaciones por violencia doméstica y ataques callejeros. Nada “deportista” a mi entender. Y esto ha hecho que, a diferencia del resto de deportistas destacados en el mundo, muy pocas sean las marcas que quieran auspiciarlo.

Pero pese a que ya se hablaba de un nuevo short vacío para esta pelea por parte de Mayweather, finalmente dos marcas optaron por acompañarlo al ring. Hublot apareció como único auspiciador en su short y Mr. King le cubrió las espaldas en su salida al cuadrilátero. ¿Por qué? La respuesta es tan burda como evidente: ambas marcas consideraron que la exposición mediática que conseguirían sería un beneficio mucho mayor al posible “desatino” del que puedan culparlas (como bien se ha venido haciendo en las redes).

Según ESPN, Burger King pagó un millón de dólares para poder escoltar al campeón. Mientras que Hublot ha hecho más reservada su oferta. No se sabe la cifra exacta que la relojera suiza entregó al norteamericano por este auspicio, pero lo que sí salió a la luz fue el llamativo reloj con esmeraldas y diamantes que el boxeador podrá sumar a su extensa colección.

Todo lo contrario sucedió con el filipino Manny Pacquiao, un deportista ejemplar, caracterizado por su humildad, su disciplina y los consejos que constantemente da a sus fans, razón por la cual las marcas “se pelean” (y no hablo de box) por patrocinarlo. Así, “Pacman” salió al cuadrilátero con un short valorizado en casi 2.5 millones de dólares por sus auspiciadores, y eso que ya no está en su momento cumbre. Las marcas que vistieron a Manny fueron Nike, Motolite, Air Asia y Cafe Puro.

Contrariamente a lo que muchos teóricos sostendrían como consecuencia de auspiciar a un “perdedor”, las marcas que estuvieron presentes en esta pelea no han dejado de manifestar su apoyo en Twitter al boxeador filipino. Y es que el deporte no es algo que solo se practica dentro de un campo de juego, sino que es, más bien, un estilo de vida digno.

Grande, Pacman.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s