Correr por los que no pueden

Vanessa Carrillo


No soy runner, nunca lo fui y no creo que lo sea en un futuro próximo. Lo mío va por el amor a pedalear en dos ruedas. Sin embargo, apoyo a quienes, como yo, tienen como estilo de vida que consiste en ir avanzando con un ritmo cardíaco que libera endorfinas.

El domingo 3 de mayo se llevó a cabo la carrera Wings for Life World Run. Como no estoy familiarizada con el mundo de los corredores, no tenía idea, como muchos de ustedes (me imagino). Sin embargo, este evento es conocido a nivel mundial.

Brasilia en Brasil, Cape Town en Sudáfrica, Oporto en Portugal, Aarhus en Dinamarca, Alanya en Turquía, Aranjuez en España, Breda en Países Bajos y Melbourne en Australia tuvieron deportistas experimentados y novatos corriendo por sus calles. Esta competencia se lleva a cabo de manera simultánea en 35 ciudades alrededor del mundo y tiene un genial fin: recaudar dinero a través de las inscripciones para la organización que tiene el mismo nombre y que investiga sobre lesiones en la médula espinal.

Se estima que alrededor de tres millones de personas en el mundo viven con una lesión de este tipo. Además, cada año, 130 mil más sufren de una lesión medular a raíz de accidentes de auto (en su mayoría).

Bajo el concepto “Corre por aquellos que no pueden”, esta iniciativa no tiene un punto de llegada como una carrera tradicional. La meta es móvil; es decir, los corredores deben llevarle la delantera a una meta que se mueve y que parte 30 minutos después del inicio de la carrera. Si ésta te alcanza, la competencia ha terminado.

Este año la carrera ha conseguido que se inscriban alrededor de 2000 personas en Lima. El punto de partida fue el Circuito Mágico de Agua. Los atletas han podido disfrutar de su gran pasión por correr y cruzaron las calles de Miraflores, Barraco y Chorrillos.

Wings for Life, aún no tan conocida en el país por la falta de promoción, propicia  que los corredores puedan comparar su rendimiento con el resto de la gente que compite en todo el mundo tomándose un selfie y compartiéndolo en la página web. La organización ha intentado darse a conocer contando con la participación de líderes de opinión como Sofia Mulanovich, Rafaella Camet y Eddie Jordan, entre otros. Por otro lado, cuenta con el patrocinio mundial de las marcas Garmis y Puma y nacionalmente con Perú Runners y Red Bull.

El Perú, gracias a nuestro fondista estrella Remigio Huamán, quedó tercer puesto a nivel mundial en la carrera de este año. Huamán compitió en Austria y recorrió 78.2 kilómetros. Este atleta, pese a que Entel y Nike cubren su pecho y espalda, luce la bandera peruana en su corazón. Por su parte, Emerson Trujillo, con 72.15 kilómetros, quedó en primer puesto en Lima y noveno a nivel mundial. ¿Nos enteramos?

Quizás para la próxima carrera, que será el 8 de mayo de 2016, más marcas se involucren para promocionarla; más líderes de opinión se unan y más atletas y no atletas estén dispuestos a correr… correr por aquellos que no pueden.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s