Las marcas que se llevan la Copa América

Oscar Felix portada

La Copa América 2015 aún no tiene un campeón, sin embargo desde la publicidad ya podemos hablar de ganadores y de menciones honrosas. El torneo internacional de fútbol más importante de América nos ha cautivado desde el inicio y, antes de finalizar, nos permite analizar qué marcas han conseguido llevar la pelota a su cancha, disparar de media distancia e incluso, en algunos casos, conseguir meter verdaderos golazos.

Fanáticos del fútbol o no, estoy seguro que por lo menos el 95% de nosotros vimos, vivimos y sufrimos cada uno de los partidos de nuestra selección. Les prestamos atención y nos expusimos por voluntad propia a todos los estímulos que tuvimos en frente con tal de ver una proyección rápida de Advíncula, un buen pase de Cueva o un gol de Paolo Guerrero. Y cada segundo que pasaba era una nueva oportunidad para que las marcas se ganen por mérito propio nuestra atención.

Para marcas como MasterCard, Claro o Coca-Cola (patrocinadores del evento deportivo) los partidos no duraron 90 minutos; ellas empezaron a competir desde antes del 11 de junio y probablemente terminen mucho después de la ceremonia de clausura. La pregunta que nos podemos hacer es: ¿realmente vale la pena invertir tanto tiempo, esfuerzo y dinero por algunos minutos de exposición?

Respondernos sin cifras que nos respalden no siempre es lo ideal, pero desde nuestra perspectiva de consumidores podemos analizar la participación local de algunas marcas que han tenido presencia en la Copa América. Estas son mis tres ganadoras: Powerade, Old-Spice y Tottus.

¿Por qué Powerade? Por ser una de las primeras marcas en pretender acercarse al balón, pisarlo y empezar a jugar. La campaña Locuras de amor mostró a Hugo Sotil, un ídolo de la selección peruana, contando su historia de amor con la blanquirroja e invitando a Paolo Guerrero a dejar todo en la cancha. Asimismo, lo retó a cometer una locura de amor por la selección, una idea con mucho millaje que hubiera sido interesante continuar pero que lamentablemente finalizó con el reto cumplido de Guerrero.

Powerade también buscó generar material digital que fuera compartido a través de redes sociales, sin embargo no obtuvo gran respuesta. Al menos no como la conseguida por Old Spice, que supo aprovechar una oportunidad y convertirla en una gran ventaja gracias al “bloqueo” de Advíncula, una muestra de cómo se puede reaccionar en tiempo real gracias a la inmediatez de los canales digitales.

El vídeo publicado por Old Spice Latinoamérica se sumó a la reciente campaña compartida por la marca, consiguiendo un alto alcance luego de contar con la participación del futbolista peruano, logrando obtener mayor recordación de marca asociada al concepto de protección contra el mal olor. Una reacción solo comparable con la rapidez de Advíncula.

Pero si hablamos de reacciones oportunas encontraremos el mejor ejemplo en Tottus, una marca que se arriesgó con una campaña muy criticada pero que tuvo la serenidad necesaria para levantar la cabeza, mirar el arco y colocar la pelota al fondo de las redes. Un golazo.

La campaña promocional que realizó Tottus no fue ni desleal ni malintencionada; por el contrario, buscó incentivar la venta de televisores en sus locales ofreciendo una promesa en beneficio de sus clientes: el posible reembolso de su dinero. Lo que tal vez no esperaban era la reacción del consumidor peruano, indignado por el mensaje enviado “entre líneas” y con la intención de compartir en todas las redes sociales la “inoportuna” promoción de la marca.

¿Qué hizo Tottus? No vio un problema sino una oportunidad. Asumió el reto y consiguió lo que por temor algunas marcas no consiguen, ofreció dinero pero a cambio incrementó valor de marca. La confianza no es algo por lo que uno puede pagar, sin embargo con esta acción probablemente Tottus haya conseguido la confianza de la mayoría de sus clientes, sumada a una interesante intención de compra.

La reputación de una marca se mide por la percepción, valorización, admiración y prestigio logrado a través de la experiencia vivida con la marca. Aprovechar contextos como la Copa América no implica solo invertir por unos minutos de exposición. Es mucho más que eso y depende de la planificación, ejecución y reacción que cada marca posea.

Advertisements

Ideas de negocio: ¿cómo conseguir el éxito?

Oscar Felix portada


Iniciar un negocio actualmente ya no es algo exclusivo para grandes inversionistas.Cualquier persona que tenga una idea de negocio y desee ponerla en práctica puede hacerlo. Este tipo de iniciativas son consideradas actos de emprendimiento y son muy valoradas a nivel mundial. Sin embargo la pregunta que nos puede interesar a muchos es: ¿qué factores influyen para que estas ideas terminen siendo realmente exitosas?

Lo primero que uno debe saber es que existe una gran diferencia entre una idea y un negocio real, diferencia que en muchos casos se debe asimilar como un importante camino por recorrer el cual traerá satisfacciones pero también dificultades. Para que estos contratiempos no nos desvíen del camino debemos tener los objetivos claros desde el principio y destinar tiempo para planificar las acciones necesarias que pondremos en práctica con la finalidad de conseguir buenos resultados.

Si en algo se puede ser preciso frente a un acto de emprendimiento es que no existe un modelo exacto a seguir que nos asegure con total certeza el éxito de nuestras acciones. Es ahí donde radica la importancia de tener referentes; es decir, personas que hayan logrado destacar gracias a la aceptación de sus ideas frente a un cierto grupo de consumidores.

Hace pocos días tuve la oportunidad de escuchar la conferencia de emprendimiento e innovación compartida por Chris Barton, co-fundador de Shazam, en el evento internacional MeetLatam 2015. Barton contó su experiencia detrás de una gran idea: decirle a la gente qué canción está escuchando gracias a la utilización de una aplicación móvil.

Sin embargo, Shazam no fue exitosa desde el comienzo. Para conseguirlo tuvo que pasar por nueve largos años de pérdidas económicas. ¿Cómo es entonces que logró el éxito que ahora tiene?

Para conseguirlo, Barton entendió que requería de tres factores esenciales que pueden ser utilizados para potenciar una idea de negocio o cualquier actividad que realicemos:

  1. Una gran motivación: Para alcanzar una meta hay que estar muy motivados, en caso contrario no lo lograremos y probablemente renunciemos frente a cualquier adversidad. Cuenta Chris Barton que en un principio tuvo muchas ideas que podían generarle ingresos, pero cuando se preguntó a sí mismo qué lo haría feliz el resto de su vida se dio cuenta que lo más importante era decidir por algo que le apasionara.
  2. Seguir la tendencia: Muchos de los problemas que algunos emprendimientos tienen es que quieren ir contra la corriente. Es más fácil proponer una idea que vaya de la mano con las tendencias que ir en sentido contrario. Es por ese motivo que Shazam nació como una idea de negocio que se adaptó a la tendencia tecnológica del momento.
  3. Aprovechar la oportunidad: Lograr identificar las diferentes situaciones favorables que conviven con nosotros y aprovecharlas siempre nos traerá beneficios, sobre todo si somos los primeros en hacerlo.

Con estas referencias podemos estar convencidos que en realidad todo depende de nosotros. Obtener buenos resultados implica tener expectativas de crear algo importante para los demás e importante para cada uno de nosotros, que les sirva a ellos pero que también nos ayude a cumplir nuestros sueños.

Inspiration concept crumpled paper light bulb metaphor for good idea